Al interior de Pemex Transformación se realizaron ajustes en descuentos a combustibles

En Pemex presuntamente, manipulan mercado de gasolinas

La incertidumbre que rodea a los mercados de gasolina y diésel de México, luego de que la Comisión Reguladora de Energía congelara 400 solicitudes de licencias de venta, se vio agravada por las investigaciones de prácticas corruptas realizadas por la junta directiva. A esto se suma el aumento de los índices petroleros mundiales y el hecho de que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha podido frenar las ventas extraordinarias e incluso el alza de precios.

En Pemex Transformación Industrial se han realizado ajustes en el otorgamiento de descuentos en combustibles, con notables diferencias en algunas áreas que afectan la posición competitiva de los clientes que han logrado alcanzar el consumo de combustibles. Se busca exclusivamente en productos de la marca Pemex para acceder a descuentos.

Este es el caso del ajuste realizado a los rangos de descuentos para la región denominada “Golfo”, que agrupa las Terminales de Escamela, Jalapa, Minatitlán, Pajaritos, Perote, Puebla, Tehuacán, Tierra Blanca, Tuxtla Gutiérrez, Veracruz y Villahermosa, conforme a la “Publicación de descuentos de productos petrolíferos, gasolinas y diesel”, que hasta junio pasado Pemex Transformación Industrial publicaba en su portal comercial, pero que repentinamente dejó de hacerlo.

El clúster Golfo tuvo, de un día para otro, un cambio más que evidente al reducir el rango mensual de consumo en metros cúbicos requerido para acceder al máximo nivel de descuento de 65 mil 686 a tan sólo 5 mil 393 para el caso de la gasolina regular, lo que representa una baja de 92%; de 18 mil a 15 mil 844 para el caso de la gasolina premium, equivalente a una disminución de 12%, y de 28 mil 286 a 9 mil 48 para el caso del diesel, que significa un recorte de 68%.

Se sospecha que esta importante reducción en el estándar máximo de descuento ofrecido por Pemex en la región tenía como objetivo beneficiar a un cliente: los dueños de Grupo Orsan, Carlos Sandoval Delgado, aliado estratégico petrolero mexicano-estadounidense Exxon-Mobil, firmó un consorcio comercial en 2017 para hacerse cargo de Pemex la comercialización y distribución de 500 plantas ubicadas principalmente en las regiones centro y norte del país, integrando así la oferta. cadena y logística. Totalmente independiente de Pemex.

Fuentes de la petrolera aseguran que la compañía propiedad de Sandoval fue la que dio indicaciones a la Subdirección Comercial de Pemex Transformación Industrial sobre los rangos de precios que debían aplicarse en toda la región para comprometer la compra de producto en las terminales de Villahermosa y Minatitlán, donde mantiene algunas unidades de negocio abastecidas por la empresa estatal, ya que su mayor interés y compromiso empresarial están con la petrolera americana.

El magro consumo que Orsan ofreció adquirir directamente a Pemex es mucho menor al de los comercializadores relevantes en la región, y por ello era preciso un cambio de las dimensiones tales como el que se materializó en las tablas de descuento aplicables a partir del 16 de julio de 2021.

Resulta más conveniente para Orsan adquirir el producto que expende en el sureste que importarlo de su aliado americano, dadas las distancias que debe recorrer desde las refinerías texanas, amén de las condiciones de inseguridad en ciertas rutas de la región que con este arreglo son asumidas por Pemex.

Se plantea la cuestión de los competidores y reguladores de Pemex que han hecho tales concesiones al negocio petrolero, y por qué, a pesar de los efectos negativos y el deterioro de la competitividad y competencia entre socios comerciales de los consumidores y la lealtad a la empresa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.